Como afrontar la muerte de una mascota

Cualquiera que considere a una mascota como un amigo, un compañero, o un miembro de la familia, sabe el dolor intenso que acompaña la pérdida de ese amigo. A continuación te damos algunos consejos para ayudarte con este duelo, y para las difíciles decisiones que debes enfrentar ante la pérdida una mascota.


¿Es una locura sufrir tanto?

La pena intensa por la pérdida de una mascota es normal y natural. No permitas que nadie te diga que es una tontería, una locura el sentirte triste.

Durante los años que pasaron juntos (aunque no hayan sido muchos), tu mascota se ha consolidado como una constante en tu vida, y una parte significativa de la misma. Fue una fuente de compañerismo y de alegría, de amor incondicional y aceptación, y de felicidad. Que no te sorprenda entonces que te sientes devastado por la pérdida de esa relación. La gente que no entiende el vínculo entre la mascota y su dueño seguramente no comprenderá tu dolor. Todo lo que importa, sin embargo, es cómo te sientes tú. No permitas que otros dicten tus sentimientos. Éstos son válidos y pueden ser muy dolorosos. Pero recuerda, no estás solo. Miles de dueños de mascotas han pasado por lo mismo.

¿Qué debo esperar sentir?

Distintas personas experimentan el duelo en formas diferentes. Además de la tristeza y del sentimiento de pérdida, es posible que experimentes algunas de las siguientes emociones:

La culpa, puede ocurrir si te sientes responsable por la muerte de tu mascota. El síndrome de “si sólo hubiese sido más cuidadoso…” no tiene sentido y es a menudo un error el cargar con la culpa del accidente o de la enfermedad que tomó la vida de tu mascota. Sólo hace que tu duelo sea más difícil de resolver.

La negación hace que sea difícil aceptar que tu mascota realmente se ha ido. Es difícil imaginar que tu mascota ya no te vaya a recibir cuando llegas a casa, o que no tengas que servirle sus comidas. Algunos dueños de mascotas llevan esto al extremo de sentir que su mascota continúa viva y sufriendo en algún lugar. Para otros es muy difícil hacerse de una nueva mascota por miedo a no ser leal con su mascota anterior.

El enojo puede estar dirigido a la enfermedad que mató a tu mascota, al conductor que conducía a exceso de velocidad, al veterinario que falló al no salvar su vida. A veces es justificado, pero cuando se lleva al extremo, te distrae de la tarea importante, que es resolver tu duelo.

La depresión es una consecuencia natural del duelo, que puede dejarte sin fuerzas para enfrentar tus sentimientos. La depresión extrema te despoja de tu motivación y tu energía, haciendo que te refugies en tu tristeza.

¿Qué puedo hacer con mis sentimientos?

Lo más importante es que seas honesto sobre lo que sientes. No niegues tu pena, o tus sentimientos de enojo y de culpa. Sólo examinando y haciendo las paces con tus sentimientos podrás resolverlos.

Tienes el derecho de sentir dolor y tristeza. Alguien amado ha muerto, y te sientes solo y desconsolado. Tienes derecho también a sentirte enojado o culpable.

Reconoce cuáles son tus sentimientos, y luego pregúntate cuáles son las circunstancias que los justifiquen.

Ignorar la pena no hará que se vaya. Exprésala. Llora, grita, golpea el piso, háblalo. Haz lo que más te ayude. No trates de evitar la pena no hablando sobre tu mascota; en su lugar, recuerda los buenos tiempos. Esto te ayudará a entender realmente lo que la pérdida de tu mascota significa para ti.

Algunos encuentran beneficioso el expresar sus sentimientos y memorias en forma de poemas, historias, o cartas a la mascota. Otras estrategias incluyen el modificar tu rutina de manera de llenar los huecos de tiempo en los que habrías estado pasando tiempo con tu mascota, preparando un homenaje como por ejemplo un collage de fotos, o simplemente hablando con otros sobre tu pérdida.

¿Con quién hablar?

Si tu familia o amigos aman a las mascotas, ellos entenderán por lo que estás pasando. No escondas tus sentimientos en un esfuerzo de parecer fuerte y tranquilo. Compartir tus sentimientos con otra persona es una de las mejores maneras de ponerlos en perspectiva, y de encontrar formas de manejarlos. Encuentra alguien con quien puedas hablar de cuánto significó para ti tu mascota, y de cuánto la extrañas, alguien con quien te sientas cómodo llorando o compartiendo tu pena. Si no tienes familiares o amigos quienes comprendan, o si necesitas más ayudas, pregunta a tu veterinario o a una sociedad protectora que te recomienden un grupo de apoyo o un terapeuta. Consulta con tu iglesia o en un hospital sobre terapias de apoyo para el duelo. Recuerda, tu pena es genuina y verdadera, y merece apoyo.

¿Cuándo es el mejor momento para la eutanasia de mi mascota?

Tu veterinario es el mejor juez de la condición física de tu mascota. Sin embargo, tú eres el mejor juez en cuanto a la calidad de vida de tu mascota. Si tu mascota tiene buen apetito, responde a la atención, busca la compañía de su dueño, y participa en juegos o en la vida familiar, muchos dueños sienten que no es el momento. Sin embargo, si la mascota está con dolores constantes, sufriendo tratamientos difíciles y estresantes que no son de gran ayuda, no responde al afecto, no está consciente de lo que lo rodea, y no está interesado en la vida, un dueño responsable probablemente elegirá el terminar con el sufrimiento de su querido compañero.

Evalúa honestamente y sin egoísmos su salud con el veterinario. Prolongar el sufrimiento de tu mascota para prevenir tu sufrimiento no ayuda a ninguno de los dos. No existe nada que haga que esta decisión sea fácil o indolora, pero considérala como el último acto de amor que puedes realizar por tu mascota.

 

Fuente: Psicología de andar por casa

Comments 3

  1. la verdad es muy duro cuando pierdes a tu mascota,a la mia me la envenenaron 🙁 ya tiene 4 meses muerta y no la supero lloro diario tengo una schnauzer a la cual adoro muchisimo y con ella recuerdo que podria estar aca con ella las 2 jugando juntas 🙁 no la supero ni supero la persona que la enveneno pienso mucho en que su dia llegara y la vida cobrara venganza…quien daña a un animal que no puede defenderse puede fascilmente dañar a cualquier persona me duele tanto su muerte que lo que mas me da rabia no haber podido hacer nada absolutamente nada por ella gracias por escucharme 🙂

    1. Post
      Author

      Es increíble el grado de indiferencia y de maldad que muestran las acciones de algunas personas para con los animales, y tienes toda la razón, está claramente demostrado que quien daña a un animal es capaz de dañar también a sus semejantes.

      Algunas personas tienen tanto daño psicológico o en su espíritu que simplemente van ciegas por el mundo, haciendo daño sin capacidad de sentir compasión ni empatía por los demás. Esas personas no nacieron así, generalmente alguien les hizo daño de pequeños(as), tal vez les pasó algo que no debió haber pasado, o algo que debió haberles pasado, no pasó. Quizá llegará el día en que la humanidad sane y este tipo de violencia y otras agresiones sean algo del pasado, o quizá solo es un sueño. Gracias por tu comentario, sentimos mucho tu pérdida.

  2. Yo amaba mi gatico lo tenia muy bien cuidado y adiestrado, y cuando lo encontré estaba muy mal herido, lo recogí y lo llevé al primer veterinario que encontré y no puedo evitar el sentirme culpable, por que por tener que ir a estudiar no pude estar con el al día, me confié por que la doctora me dijo que estaría bien por el era muy fuerte y resistiría lo que le hicieron, pero al otro día me llamaron a decirme que se había muerto, y pienso que el se sintió abandonado por mi y por eso se murió adicional el sufrimiento por su dolor, hoy no puedo olvidarme de los momentos de felicidad que compartí con mi simón , eso no es lo peor lo peor es que el se crío con una lorita y ella al parecer no ha dejado de preguntarse que se hizo simón ya que no hace sino pasearse por toda la casa como si realmente lo estuviera buscando no se que hacer. lo cierto es que hoy lo único que hago es preguntarme si lo hubiera rescatado esa noche estaría vivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.