McDonald’s pierde juicio por la “receta” de sus hamburguesas

cuidame Veganismo Leave a Comment

JamieOliver2-leadEl chef Jamie Oliver ha ganado una batalla en contra de la cadena más grande de comida chatarra que existe en el mundo. Mirá el video del programa que llevó a la franquiciadora a cambiar la forma de preparación de sus “bocadillos de carne”.

Oliver le ganó un juicio a McDonald’s al demostrar que la compañía lava partes de la res que no son aptas para el consumo humano con un agente antimicrobiano, llamado hidróxido de amonio, para poder utilizarlas como materia prima para fabricar sus hamburguesas.

El cocinero activista, quién ha asumido una guerra contra la industria de alimentos, mostró en su programa de televisión de la BBC el proceso que la compañía de comidas rápidas utiliza para lavar esas partes. “Estamos hablando de carnes que hubieran sido vendidas como alimento para perros y después de este proceso se les sirve a seres humanos. Aparte de la calidad de la carne, el hidróxido de amonio es dañino para la salud”, explicó el chef británico.

McDonald’s decidió cambiar la receta de su preparación después de la emisión del programa de Oliver, pero los voceros de la compañía revelaron que no fue por este motivo. Hace tiempo se dio a conocer la noticia en la que un hombre encontró, 14 años después, un combo que había comprado en la compañía y lucía exactamente igual.

En otra de sus iniciativas, el conductor del programa demostró cómo se hacen los nuggets de pollo, donde luego de seleccionar las “mejores partes”, el resto, grasa, pellejos, cartílagos, vísceras, huesos, cabeza, patas, son sometidos a un licuado. Después, esa pasta rosada por la sangre, es desodorada, decolorada, reodorizada y repintada, capeadas en melcocha farinácea y frita. Finalmente, como “frutilla del postre”, es rehervido en aceites generalmente parcialmente hidrogenados, esto es, tóxicos.

En EE. UU., Burger King y Taco Bell ya abandonaron el uso de amonio en sus productos, ya que no es alimento apto para el consumo. Lo preocupante es que este tipo de sustancias sean consideradas, por las autoridades de salud en todo el mundo, componentes legítimos en procedimientos de producción en la industria de alimentos. Así los consumidores nunca podrán saber con qué está hecha la comida que ingieren, tanto ellos como sus niños.

Así se hacen las “deliciosas” hamburguesas de McDonald’s. Ahora…¿Te pinta un Mc?

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=qhcIVOkqAcY’]

Fuente: http://cordobatimes.com
Por Darío Rizzi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.