Marcha Mundial Día sin Carne- Puebla México

El pasado 18 de Marzo  celebramos en la ciudad de Puebla la marcha por el Día Mundial  Sin Carne, hubo conferencias, talleres y degustación vegana organizada por los grupos locales MEDA y Comando la Cuchara Puebla.

El Día Mundial sin Carne, es un un día para promover una dieta sana y no-violenta, o lo menos violenta posible, se celebra el día mundial sin carne, cada 20 de marzo. “Un día al año para ser conscientes del sufrimiento que oculta cada bocado de carne”.
La dieta vegetariana es más barata. Tanto para el consumidor final como para la sociedad en global. Cuando sólo había que ir de caza y matar a los animales, era más económico comer carne. Cuando comían los restos que sobraban de la comida y vivían como animales, tenía sentido. Ahora que los tenemos que torturar en las granjas, plantar y procesar el grano que comerán y luego procesar la carne, deja de tenerlo. Son seres vivos, no máquinas.

Para producir un kilo de carne se invierten hasta 20 kilos de cereales y soja perfectamente consumible por los seres humanos. Un quilo de carne alimenta más que uno de patatas, pero si se tiene en cuenta todo el proceso, resulta que, siendo carnívoros, consumimos muchos más seres vivos y necesitamos mucho más esfuerzo y trabajo que si fuéramos vegetarianos.

La cría de animales consume más de la mitad del agua potable utilizada en los países industrializados y sus deshechos son uno de los mayores contaminantes que existen. Afectan a las tierras, a los acuíferos y a los ríos. Y si tienes en cuenta que hay hambre en el mundo, y sobrepoblación, y que nos estamos quedando sin agua potable, no hay duda.

Además, si no comes ni carne ni pescado, te ahorras todos los antibióticos que les dan a los animales de granja y a todos los peces de piscifactoría. Pero hay que prestar atención a los pesticidas, que también son un problema para el medio ambiente y la salud.

La grasa de origen animal aumenta en un 40% más de posibilidades de sufrir cáncer y de padecer enfermedades cardíacas, además de aumentar el riesgo a infarto, obesidad, apendicitis, osteoporosis, artritis, diabetes e intoxicación.
Pero comer carne es un placer. Está buena. Y llevamos siglos de tradición culinaria y está claro que nos hemos acostumbrado a ella de pequeños y que nos gusta. Sin embargo, tenemos que ser conscientes de que tiene que ir convirtiéndose en un lujo más que en un ingrediente de cada día. Primero porque tal y como hacemos los animales ahora, resulta que son un peligro para la salud. Y segundo porque el sufrimiento que generamos no compensa.

En realidad, tanto si sigues una dieta vegetariana como si no, compra productos ecológicos y así sabras que las vacas viven bien, a las verduras les toca el sol y no te estás tragando ni conservantes, ni pesticidas, ni antibióticos.

Y si vas a comer carne, que almenos sea ecológica. El jamón de jabugo siempre lo es y también se ha demostrado que no incrementa el colesterol, así que si tienes uno de aquellos “un día es un día”, ya sabes. Aunque el 20 de marzo no, que es el día sin carne.

fuente:labuenanoticia.com