Mitos y Realidades de la Esterilización

luisdelgado Sin categoría 5 Comments

Esterilizar a nuestro animal es una de las decisiones que indican el nivel de responsabilidad que hemos asumido.

En México 8 de cada 10 perros que nacen terminan sus vidas en las calles. No importa cuanto los ames o los cuides, ni lo bien que creas que acomodarás una camada, el 80% de esos perros o de su decendencia morirá en las calles, esto es la realidad.

Mientras los animales de compañía en situación de calle sigan formando parte habitual del paisaje urbano, mientras los albergues y refugios sigan abarrotados de animales en adopción que esperan un hogar, y mientras miles más son sacrificados diariamente en centros de exterminio (antirrábicos), es inaceptable que personas indiferentes sigan comprando animales o les sigan reproduciendo. Irónicamente la solución es simple: quien quiera un animal de compañía está obligado a adoptarle, quien tenga animales debe esterilizarles sin excepción, y nunca se deberían comprar ni reproducir a estos animales.

Hay tantos mitos y “leyendas urbanas” sobre este tema, que merece la pena que te leas esta página entera.

 

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=g9BojcUWwAA’]

¿Qué es exactamente la esterilización o castración?

Es la extirpación quirúrgica de los órganos sexuales. Machos: testículos (castración); hembras: ovarios y útero (Ovariohisterectomía OVH). Los procesos hormonales desaparecen y el carácter del animal no sufre alteración (en machos agresivos por dominancia sexual ésta puede llegar a desaparecer). Las hembras no tienen el celo.

¿Por qué quieres quitarle el disfrute sexual?

No podemos quitar lo que no existe. Los animales (con pocas excepciones, como los grandes simios) no viven la sexualidad como los humanos, porque no han dado el paso emotivo que ello implica. Para un animal, el sexo es únicamente el proceso físico de reproducción. Si comer y beber es la garantía de la supervivencia individual, el sexo lo es para la permanencia de su especie. En hombres y mujeres el sexo es una finalidad en sí mismo, en el resto de los animales la finalidad única sigue siendo concebir una cría.

La prueba más clara es que la hembra sólo acepta la monta cuando está en celo, es decir, cuando su cuerpo presenta una exigencia hormonal. Fuera de esa situación, se niega al sexo e incluso puede rechazar al macho de forma muy agresiva, lo que evidencia que para ella no existe una situación de placer relacionada con el sexo, sino una situación de necesidad hormonal. De igual forma, el macho sólo busca la monta cuando recibe información química de una hembra en celo.

Me da mucha pena operarlo/a

Quiere a tu animal hasta el infinito, pero no lo humanices en lo que no toca. Hemos observado que cuando el veterinario sugiere al propietario masculino que se realice la castración (sobre todo cuando se trata de un animal macho), éste tiende a “protegerse”, como si se le estuviera recomendando para él. La reacción, muy simpática, no deja de ser ilógica, nadie se lleva la mano al cuello cuando le sugieren vacunar a su perro, y a nadie le da pena que le pinchen, esto es lo mismo. Es una decisión por “su” bien, y con esa finalidad de plantea, es una pequeña y breve cirugía que toma solo algunos minutos, y que se viene realizando de rutina en todo el mundo como la única solución real y ética al problema del sufrimiento animal por sobrepoblación.

¿No vá a engordar?

Un animal que se alimenta de forma inadecuada se engordará, operado o no, por tanto en ambos casos debemos tener la misma precaución en controlar su comida y en facilitar que haga el ejercicio físico adecuado para estar sano. Si el animal que va a ser operado ya tiene tendencia a engordarse lo hará, pero no te preocupes que con una dieta balanceada controlas su peso sin problemas, estando castrado/a o sin estarlo.

¿Le cambia el carácter?

Después de una castración, solamente se modifican como consecuencia directa aquellas conductas ligadas a sus hormonas, como el hecho del marcaje con pipí y la territorialidad en los machos. Sin embargo, en muchas ocasiones el animal sí experimenta un cambio notable de conducta pero como consecuencia de detectar el cambio en el trato que recibe de parte de su propietario, por ejemplo cuando éste se vuelve mucho más protector porque “le da pena” haberlo castrado, y le consiente cosas que antes no le consentía. Al perro/a la castración le viene bien, y si tu continúas tratándolo como siempre, los únicos cambios notables serán positivos.

Las hembras deben criar al menos una vez

No. Esta afirmación es una falsedad. Estamos hablando de procesos hormonales y químicos, por lo que si están castradas no tendrán ninguna necesidad de reproducirse, y por lo tanto tampoco tendrán embarazos psicológicos ni stress o ansiedad estacional. La “llamada de la maternidad” en las hembras desaparece por completo (junto con todos los problemas que conlleva) con la OVH.

Es cosa del veterinario para ganar dinero

Los veterinarios/as son profesionales calificados que han elegido la salud animal como camino laboral, y te lo sugieren porque su obligación es velar por el animal, por éste y por los futuros, o sea que cuando te recomienda que lo esterilices o lo castres lo está haciendo en el convencimiento de que el animal estará mejor (por ejemplo, para ahorrarle una piometra a la hembra en el futuro y que no tengas que salir corriendo para que no se te muera). El veterinario que te convence de reproducir a tu perro/a si lo hace para ganar dinero, pues para ellos/as es más redituable cobrar por el parto, por las vacunaciones, desparacitaciones y revacunaciones de una camada, que por una cirugía de castración. Además muchos municipios en México ya cuentan con programas de esterilización gratuita que puedes aprovechar.

¿Y en qué beneficia a su salud?

La castración evitará en la hembra el embarazo psicológico, la piometra y algunos tumores mamarios. En los machos, tumores testiculares, hernias perianales, tumores de gládulas hepatoides, tumores de glándulas perianales, tumores y quistes prostáticos, entre otros, en aumento actualmente según las estadísticas veterinarias.

Según publica el «American Journal of Veterinarian Research» (Revista Norteamericana de Investigación Veterinaria), la longevidad de un animal castrado aumenta en machos un 24% (perros) y un 36% (gatos). En las hembras aumenta un 20% (perros) y un 40% (gatos).

La cría casera no afecta tanto como los criadores establecidos

Casi el 90% de los animales abandonados proceden de casas (que ilusión me hace una camada; los vecinos me han pedido un cachorros de la mía y los tengo todos colocados; voy a criar en casa para vender por debajo del precio de mercado; ha sido un descuido y me han preñado la perra; utilizo los cachorros para pedir limosna y cuando vayan creciendo los mataré para reemplazarlos por nuevos cachorros; …).

La realidad, es que la cría casera anunciada y vendida por Internet, carteles en postes, en el diario, y falsos anuncios de adopción, arroja a las carreteras y a la muerte, cada año, varias decenas de miles de animales. La esterilización y castración de animales no va a suponer un mayor volumen de negocio para tiendas y criadores, sino un mayor volumen de adopciones en perreras y refugios.

¿Tenemos derecho a privarles de lo que les ha dado la Naturaleza?

Depende. Ante el derecho natural de una hembra a reproducirse, está el derecho de la camada entera a no ser arrojada con tres días de vida a un río dentro de una bolsa, por ejemplo, o a no ser triturada en un camión de la basura. Para plantearnos si tenemos o no tal derecho, primero debemos cumplir las obligaciones.

Por otra parte, el ser humano ha sido dotado igualmente por la Naturaleza para reproducirse, y en cambio ejerce sobre sí mismo el derecho a no hacerlo mediante el uso abundantísimo de métodos anticonceptivos. No exijas para otros lo que has rechazado para ti mismo, al menos no con ese argumento. Hoy en día, si se cuenta con la posibilidad de evitarlo, ninguna mujer tiene tantos hijos como años fértiles (uno por año) y ningún hombre se lo pide. La Naturaleza y/o Dios han dictado las mismas leyes para todos. No seamos hipócritas.

¡Es que es de pura raza!

En ese caso, será como uno de cada cuatro que van a parar a una carretera, perrera o refugio, así que prueba otro argumento. Pero hay una cosa más, infinitamente más cruel, que afecta a los “pura raza”: que el dueño se lo quita de encima cuando ya está viejo (hay que estar más al pendiente), está enfermo (hay que pagar más asistencia médica), o ambas cosas juntas. ¿Sabes cuántos “pura raza” acaban su vida en un infierno? ¿Sabes cuantos nos llegan al Centro de Rehabilitación viejos, ciegos, con cáncer, …? o que son capturados y sacrificados en los antirrábicos?. Pero eso sí, son “purísimos”.

Es que será menos vigilante

La personalidad del animal no depende tanto de las hormonas sexuales como de su herencia genética y su entorno, por tanto su tendencia a proteger a los suyos (que eres tú) no se ve afectada. Y si lo que quieres en realidad es contar con vigilancia, lo tuyo no es que tengas perro, sino que te compres una alarma.

Es que me hace mucha ilusión asistir a un nacimiento

Asistir al nacimiento de la vida es desde luego un hecho maravilloso, que en el caso de los niños además les enseña a respetar y a cuidar a los animales. Un bebé animal recién nacido es frágil y hermoso, y despierta la compasión (en general, también hay quien los tira al rio en un saco).

Si quieres vivir en casa esta experiencia, y que tus hijos aprendan a respetar la vida ajena, no necesitas que tu perra o tu gata se quede preñada. Llama al refugio más cercano, y seguramente podrás tener en acogida alguna hembra a punto de parir que necesita cuidados. Llévatela a casa, atiéndela, y disfruta durante dos o tres meses cuidando de estos animalillos hasta que puedan darse en adopción. Será una experiencia doblemente hermosa: la vida que surge ante tus ojos, y el hecho de tu generosidad para con los maltratados. En el refugio no sabrán cómo agradecértelo.

Quiero tener un hijo de mi animal

Ningún hijo de tu animal va a ser su fotocopia. Olvídate. Es lícito que quieras prolongar en lo posible, para siempre si puedes, la existencia de ese animal al que adoras. Para ti no habrá otro igual que él, es cierto. Por eso, no busques expresamente reemplazarlo por otro de su sangre. Deja que sea especial y único, y cuando se haya ido, date el tiempo que necesites para compartir tu vida con otro, que también será especial y único, y no vendrá a sustituir al primero, sino a seguir compartiendo la felicidad que por un momento ha sido interrumpida. El peor homenaje de agradecimiento que puedes hacer a tu animal es arriesgarte a provocar el dolor extremo en sus descendientes.

Yo me responsabilizaré de las crías

Nadie lo duda, pero atiende a esto: tendrás una camada que darás a personas cercanas y de tu confianza. Cada una de estas personas tiene tu mismo a derecho a disfrutar de la misma ilusión, y seguirán criando. Mira esta tabla y reflexiona:

Basado en que una hembra tenga sólo dos camadas en su vida: (gato 6 + 6, perro 4 + 4), y contando con que la mitad de su crías sean hembras que crían en la misma proporción (dos veces en su vida), y supervivencia 100% de las hembras:

1 GATO 1 PERRO
1 año 12 8
2 años 84 40
3 años 588 200
4 años 4.116 1.000
5 años 28.812 5.000

Al cabo de 5 años, un gato y un perro han dado lugar a 33.812 animales, de los que con toda seguridad un 90%, es decir, 30.430, habrán muerto en perreras, atropellados, en tiraderos, en peleas de perros, envenenados, mutilados, torturados, etc. Y todo ello, será responsabilidad del propietario del animal inicial.

¿Puedes garantizar que te harás cargo de estos miles de animales fruto de tu primera ilusión? ¿Te preocupa que los hijos de tu adorado animal, que llevan su sangre, tengan este futuro? Entonces hazte realmente responsable evitando que esto ocurra.

Nadie ganará dinero si tengo una camada

Error. Siguiendo las cifras anteriores, de momento están ganando dinero a costa tuya y de tu adorado animal:

Las empresas (casi siempre dedicadas al control de plagas, raticidas, etc.) que gestionan tantas perreras municipales y cobran por cada muerte (te ahorramos saber cómo mueren tus “nietos” en esos centros).
Las mafias de peleas de perros que se nutren de los abandonados para “entrenar” y/o para alimentar a sus “campeones”.
Las mafias del comercio textil con su piel (puños y cuellos de abrigo, botitas de bebé, muñecos de peluche, figuritas, …).
Los particulares que recogen cachorros abandonados para venderlos y/o criar con ellos.
Los que utilizan animales abandonados para pedir limosna, y los tienen en la calle, drogados y a la intemperie, para dar más lástima.

Vía: http://bienestaranimal.altarriba.org


Otras Ventajas de la Esterilización:

  • Todos los que han optado por la esterilización de su ejemplar han quedado encantados con el resultado y tanto ellos como su animal disfrutan de una vida más placentera.
  • El dueño de una perra no verá su casa manchada de sangre cada seis meses, su hogar no será custodiado por machos que harán guardia en el portal día y noche; tampoco verá cómo sufre su perra por el nerviosismo del embarazo psicológico.
  • Asimismo, el amo de un perro no tendrá la tensión de las escapadas en época de celo y las peleas entre otros machos con graves consecuencias, disminuirá la agresividad debido a la sexualidad (sin que esto signifique cambio alguno en su temperamento).
  • La salud de un animal esterilizado es mucho mayor: los animales vivirán más años ya que evitaremos enfermedades relacionadas con el aparato reproductor, desgraciadamente muy frecuentes.
  • Las hembras evitan el cáncer de útero, el cáncer y los quistes ováricos; con cada celo que tenga sus mamas se verán influidas por la hormonas que provocan los tumores mamarios que, en el caso de las gatas, el 85 % de ellos son malignos, por ello cuánto más temprana sea la cirugía más beneficiosa será para ella; también es conocida la temible piómetra o infección uterina cuya única solución es la cirugía de urgencia. Vivirán más relajadas porque carecerán del estrés provocado por la época fértil y por los embarazos psicológicos.
  • Los machos evitarán el cáncer de testículos, enfermedades de la próstata como la prostatitis, la hiperplasia prostática o el cáncer, entre otras más.
  • Los machos reducen o eliminan la costumbre de marcar con pipí en las esquinas de la casa
  • Será mejor guardián porque no tendrá distracciones, ni tendrá épocas de no comer y ansiedad por culpa de una hembra en celo.
  • Su pelaje y apariencia mejorará debido a que ya no tendrá cambios hormonales bruscos, y su temperamento mejorará haciéndose más obediente pues ya no sentirá la fuerte necesidad de querer cruzarse, instinto muy sano en su hábitat natural (bosques, campo) pero algo que les resulta sumamente frustrante desde que les hemos domesticado (el que suban de peso es un mito).
  • En general, la esterilización de perros/as y gatos/as es un procedimiento totalmente seguro, muy simple y es recomendado por el 100% de los médicos veterinarios concientes del problema de la sobrepoblación al rededor del mundo.
  • El propietario se sentirá mucho mejor, será una persona con una conciencia tranquila pues ha dejado de ser parte del problema de la sobrepoblación y sufrimiento de mascotas.

 

Comments 5

  1. gracias por la info. Para los amantes de los buenos tips, les paso este por si andan buscando trabajo http://bit.ly/uPKAUq

  2. Gracias por la información. He decidido esterilizar a mi perrita. Sólo tengo una pregunta: Hace ya tiempo que mi Golden se muerde y por lo tanto se quita el pelo de una parte de su cola, después de haberle hecho un raspado y demás, me ha dicho la dra. de la veterinaria a la que voy que es por cuestión hormonal y lo recomendable es esterilizarla. ¿Esto es posible? La decisión ya la tomé, sin embargo, deseo saber si esto logrará que el problema se erradique de una vez por todas.
    Gracias.

    1. Post
      Author

      Hola Ariadna, ya pregunté y me comentán que si es posible que por una cuestión hormonal pierda pelo, y sobre todo si ya le hicieron raspado y no arrojó ningún parásito entonces quizá su problema si sea por hormonas, y efectivamente al castrarla le evitarás el torrente hormonal que recorre su cuerpo cada que entra en celo. También me comentó la doctora que hay posibilidad de que si el raspad de piel no arrojó causa aparente, puede ser también un problema neruológico para lo cual serían necesarios otros estudios, sin embargo es buena tu decisión de esterilizarla lo cual de por sí le hará bien y quizá darle un par de meses para ver si su problema mejora, muchas gracias por preocuparte por los animales.

  3. Pingback: Jornadas de esterilización a bajo costo en Cuídame | Sociedad Conservacionista Cuídame

  4. Respetables Sres.
    Con sus irrebatibles argumentos hasta una persona con poco poder de raciocinio debería quedar convencida de la esterilización. Ya que perros y gatos conviven con nosotros es responsabilidad nuestra el hacernos cargo de su vida en general. Sigamos insistiendo en la concientización para la esterilización. ¡Bravo por su labor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.