Convirtiendo las perreras en centros de bienestar y protección animal

luisdelgado Sin categoría Leave a Comment

Debemos saber que cuando el Estado mata perros está comprobado que la gente obedece menos las normas, abandona más y adopta menos. Y a la inversa donde el Estado dá el buen ejemplo, la gente responde en concordancia. Es sabido que la única forma de lograr ciudadanos responsables es a través de la educación, del ejemplo y de la acción, fundamentalmente de los gobernantes. Por lo tanto, si el Estado trata a los animales como “material descartable” y evade sus responsabilidades, descargándolas sobre las espaldas de ciudadanos/as y Protectoras de Animales, este difícilmente podrá exigirle responsabilidad a la población.

La captura y posterior eliminación de perros, desde la vía publica, es un método destinado al fracaso ya que se actúa sobre las consecuencias y no sobre la fuente de la sobrepoblación. La matanza ofrece sólo una solución aritmética (1,2,3,4..) al problema de la superpoblación ya que cada animal sacrificado reduce sólo en un ejemplar la población, pero los perros se reproducen en forma exponencial (8,32,128…) ya que muchos ejemplares nacen en cada camada.

LA PROCREACIÓN COMIENZA CON UNA HEMBRA (de cada parto más del 50% son hembras)…
¡En 7 años la descendencia de esa perra puede generar MÁS DE 60,000 CRÍAS y una gata MÁS DE 400,000!
Esterilizando 100 perras, en 7 años se evita el posible nacimiento de 6,000,000 de cachorros

El exterminio, como medio de regular la superpoblación canina, se encuentra en contradicción con algunos valores éticos aceptados por la mayoría de las personas en nuestra sociedad, entre los cuales cabe citar el respeto al derecho a la vida, la protección del más débil y el principio de justicia. No se puede castigar a un inocente por un delito o falta que no haya cometido. En ese sentido, es obvio que la problemática del perro callejero puede ser considerada responsabilidad de los propietarios, e incluso del Estado, pero de ningún modo puede atribuirse responsabilidad alguna a los propios animales.

Cabe señalar que la práctica del sacrificio de animales atenta contra las posibilidades educativas en materia de tenencia responsable ya que ni el respeto a los derechos de los demás ciudadanos ni a la mascota podrán ser inculcados por autoridades que no den el ejemplo en ambos sentidos.

La matanza sistemática y/o indiscriminada de perros atenta contra las posibilidades de erradicar las causas del problema y sienta las bases para una prolongación ilimitada del mismo. Entonces:

  • La captura y eliminación de animales no es método de control de poblaciones eficiente desde el punto de vista técnico, económico y ético
  • La recolección y sacrificio de animales son actos antagónicos
  • Los propietarios de mascotas deben ser responsables del animal durante toda su vida
  • El personal de las perreras municipales realiza un trabajo doloroso, sacrificando animales, para corregir el resultado de la irresponsabilidad de quienes debieron controlar y prevenir su nacimiento
  • Debemos valorar la vida de todos los seres y no promover valores anti éticos y de violencia
  • Desde un punto de vista filosófico educativo, es técnicamente imposible que las nuevas generaciones comprendan que se debe cuidar el aire y el agua mientras la sociedad permita el maltrato, la tortura y el sufrimiento de los animales

Las medidas del Gobierno no serán efectivas porque el problema de sobrepoblación canina y felina no se controla con el círculo vicioso de la muerte, sino con políticas éticas, de esterilización masiva y con programas de educación y concientización animal en todo México.

Lo que queremos las ONG’s animalistas:

  • Convertir los centros antirrábicos en centros de protección y bienestar animal, con programas reales y permanentes de rehabilitación, esterilización y adopción de los animales sanos capturados
  • Creación de padrón estatal/nacional de propietarios de animales de compañía mediante el uso de tecnologías ya disponibles (Internet, sistema de gestión de bases de datos, microchip subcutáneo, etc.)
  • Reducir la tasa de eutanasia aplicándose únicamente a animales con enfermedades y/o discapacidades graves
  • Cambiar el método de eutanasia mediante electrocución, por una eutanasia mediante barbitúricos sin dolor
  • Crear programas permanentes de información y difusión de la esterilización en diversos medios
  • Crear programas de incentivos a propietarios/as responsables que vacunen, esterilicen y cuiden a sus mascotas
  • Crear programas oficiales de educación animalista en escuelas públicas y privadas
  • Crear Leyes de Protección Animal incluyentes, justas, amplias, aplicables, con penas severas

Algunos beneficios para el Estado:

  • Gana acceso a valiosa información mediante el padrón de mascotas, permitiendo la generación de conocimiento mediante técnicas de data-mining y obteniendo un innegable valor político y social
  • Obtiene un ahorro significativo reduciendo la captura, eutanasia e incineración de perros y gatos
  • Obtiene un ahorro significativo con la reducción en la aplicación de dosis de vacunación y revacunación
  • Obtiene un ahorro reduciendo el tratamiento a enfermedades ocasionadas por la gran cantidad de excretas de animales en la vía pública
  • Obtiene un ingreso considerable en cuotas de recuperación de animales capturados mediante el incremento de la devolución a sus propietarios/as, gracias al padrón

Algunos beneficios para la Sociedad:

  • Adquiere una cultura más amplia, más justa, más ética, eliminando una de las fuentes de violencia
  • Inculca la responsabilidad social y valores civiles, éticos y morales, y el respeto por la vida
  • Cambia sociedades machistas y carentes de una cultura animalista, por comunidades en donde animales humanos y no humanos vivamos en armonía
  • Inculca el cuidado de la naturaleza, incluyendo animales y medio ambiente
  • Promueve el progreso moral
  • Mejora la salud reduciendo las enfermedades ocasionadas por las excretas de animales en la vía pública
  • Mejora las relaciones entre ciudadanas/os, reduciendo los conflictos ocasionados por propietarios/as irresponsables
  • Reduce los accidentes (no fatales y fatales) ocasionados por animales peligrosos criados por propietarios/as irresponsables

 

 

Fuente: Datos recabados de los registros proporcionados por la Secretaria de Salud, la Secretaria de Desarrollo Sustentable, los Centros Antirrábicos, IFAW, así como de las Asociaciones de Protección Animal.

 

Debemos saber que cuando el estado mata perros está comprobado que la gente obedece menos las normas, abandona más y adopta menos. Y a la inversa donde el Estado da el buen ejemplo, la gente responde en concordancia. Es sabido que la única forma de lograr ciudadanos responsables es a través de la educación, del ejemplo y de la acción, fundamentalmente de los gobernantes. Por lo tanto, si el Estado trata a los animales como “material descartable” y evade sus responsabilidades, descargándolas sobre las espaldas de ciudadanos y Protectoras de Animales, este difícilmente podrá exigirle responsabilidad a la población.

 

La captura y posterior eliminación de perros, desde la vía publica, es un método destinado al fracaso ya que se actúa sobre las consecuencias y no sobre la fuente de la sobrepoblación. La matanza ofrece sólo una solución aritmética (1,2,3,4..) al problema de la superpoblación ya que cada animal sacrificado reduce sólo en un ejemplar la población, pero los perros se reproducen en forma exponencial (8,32,128…) ya que muchos ejemplares nacen en cada camada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.