En este Día Mundial de la Tierra crea tu propio Jardín Orgánico en 6 pasos

cuidame Ecología, Jardinería, Medio Ambiente, Nutricion, Orgánico y No Modificado, Permacultura, Veganismo, Vegetarianismo Leave a Comment

Jardindería OrgánicaDesde 1970, los movimientos ecologistas usan el 22 de abril para crear conciencia sobre el impacto del hombre en el medio ambiente. Qué mejor manera de agradecer a la Tierra que cultivando tus propios alimentos orgánicos.

La jardinería orgánica evita el uso de químicos para hacer crecer las plantas o para protegerlas de insectos, ya que utiliza principios naturales de jardinería utilizados por miles de años. La permacultura vá más allá e incluso enfatiza el crecimiento sustentable de las plantas aprovechando el ambiente natural. La jardinería orgánica y la permacultura está ganando mucha popularidad ya que las personas se están dando cuenta de que ofrece una manera de bajo costo y de relativamente bajo mantenimiento que permite cultivar su propia fruta, vegetales, hierbas y flores.

Paso 1. Elige la ubicación

Observa tu propiedad en diferentes horas del día. Considera cuales áreas reciben mayor cantidad de luz solar y cuales tienen mayor sombra durante el día. Dependiendo de tu lugar de residencia, si la luz del sol es escaza, tu querrás exponer tus plantas al sol el mayor tiempo posible. Por otro lado, en las regiones desérticas, quizá prefieras proteger algunas plantas para que no se sequen con tanta exposición al sol. También debes considerar proteger tu jardín de las zonas por donde suelan soplar los vientos más fuertes. Incluso una pequeña propiedad suele tener microclimas, date cuenta de ello y siembra de acuerdo a las zonas con sol y con sombra, según cada planta.

Paso 2. Seleccionando las plantas

Evita las plantas propensas a enfermedades porque requieren mucho tiempo al estarlas limpiando por el jardinero. Elige plantas que broten en tu región, en lugar de elegir aquellas que requieran extra trabajo de tu parte para protegerles del medio. Selecciona plantas que sirvan para diversos propósitos, como por ejemplo arboles frutales que te proporcionen flores en una temporada, fruta en otra, y sombra cuando quieras sentarte a disfrutar la belleza natural de tu jardín. Las plantas nativas son también más propensas para atraer a los polinizadores locales como las abejas, y para atraer mariposas que harán que tu jardín tenga aún más belleza natural.

Paso 3. Creando un hogar para tus plantas

Las camas elevadas requieren menos esfuerzo físico del jardinero y también benefician a las plantas, les proveen una mejor circulación del aire, mayor protección en las heladas, y mejoran el aprovechamiento del agua. Las camas elevadas también hacen que un jardín de permacultura sea una opción incluso para departamentos con pequeñas terrazas y otros espacios pequeños mediante el uso de contenedores y técnicas de jardinería vertical.

Paso 4. Alimentando tus plantas

Uno de los conceptos clave de la permacultura orgánica es evitar el desperdicio. Tener u jardín te permite reutilizar el desperdicio natural como por ejemplo los cascarones, las cáscaras de fruta, el café usado así como el desperidico del jardín que la mayoría de la gente tira a la basura. Tú puedes comprar composta o incluso hacerla para convertir tus desechos orgánicos en oro de jardinería que puede ayudar a que tus plantas crezcan.

Paso 5. Regando tus plantas

La jardinería moderna que carece de principios de sustentabilidad tiende a consumir grandes cantidades de agua entubada, a menudo utilizando mangeras y aspersores para hacer crecer en climas desérticos plantas que requieren grandes cantidades de agua. La jardinería de permacultura orgánica intenta utilizar el agua natural tanto como sea posible, maximizando el uso de agua de lluvia. Los depósitos pluviales te permiten recolectar el agua de lluvia y aprovecharla por largos períodos de tiempo. ¡Basta con canalizar el agua de tus techos hacia los depósitos!

Paso 6. Protegiendo tus plantas de las pestes

Rechazar el uso de químicos no significa tener un jardín lleno de pestes. Tú puedes utilizar principios de acompañamiento de jardinería, lo que significa cultivar plantas que repelen pestes junto con las plantas que las atraen. También hay una sinergia natural entre algunas especies lo que significa que plantarlas juntas incrementa este escudo protector. También, así como algunas hierbas tienen un efecto medicinal en la salud humana, estas ofrecen también beneficios a las plantas que las rodean. Infórmate acerca de la jardinería de acompañamiento.

Si tu propiedad es espaciosa y se ubica en una zona en donde se te permita tener pollos, estos pueden ser maravillosos para un jardín de permacultura, siempre y cuando los tengas en libertad y no los mates. Al rondar libremente por tu jardín, los pollos consumirán la mayoría de las plagas, y su excremento también contribuye benéficamente al nitrógeno del suelo de tu jardín. Esta puede ser una gran oportunidad para brindarle santuario a pollos que de otra forma serían sacrificados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *