En grave peligro los orangutanes de Borneo

cuidame Activista, Animalista, biodiversidad, bosques, Donativos, Ecología, Medio Ambiente Leave a Comment

cuidame.org_orangutanes_en_peligroLa supervivencia de los orangutanes pende de un hilo tan fino que los científicos alertan ya de que podrían desaparecer en cualquier momento. Echa un vistazo al plan que podría salvarlos si donamos desde $50 pesos en un fondo común internacional en el que cada uno aporte lo que pueda.

Los orangutanes de Borneo viven una situación límite. Sus hábitats se están reduciendo a una velocidad vertiginosa y su población mengua de manera irremisible: en la actualidad apenas sobreviven entre 45.000 y 70.000 en Borneo (peligro de extinción) y unos 7.300 en Sumatra (peligro crítico), dejando el futuro de la especie en el aire. Sus mayores amenazas son los incendios, la tala de los bosques en los que viven y especialmente los cazadores furtivos que trafican con sus crías.

El orangután es uno de los animales más inteligentes de la selva, pero también del mundo; es igualmente uno de los primos más cercanos del Hombre. No vive, en estado natural, más que en los bosques de Borneo y Sumatra, en Indonesia y Malasia.

El orangután es enteramente dependiente de la selva. Especie arborícola, toda su vida se desarrolla en las alturas. Existen dos especies de orangután, ambas amenazadas gravemente de extinción: el orangután de Borneo, clasificado como especie “en peligro” y el orangután de Sumatra, clasificado “en peligro crítico”, según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

Trágicamente, muchos miles de orangutanes desaparecen cada año. No quedan hoy más que entre 40 000 y a lo mucho 50 000 orangutanes en Borneo y menos de 7300 sur Sumatra, y la disminución de sus poblaciones ha sido fulgurante; por ejemplo, el número de orangutanes de Sumatra cayó más de 91% desde 1900. Así pues, si medidas de protección categóricas no son puestas en acción de manera inmediata, se calcula que el orangután, que se apaga a una velocidad aproximada de 5000 ejemplares fallecidos por año, habrá desaparecido del estado salvaje como máximo en el año 2022, aunque las estimaciones menos optimistas ponen en duda que alcance el 2014.

cuidame.org_orangutanes_deforestacionHoy en día, la principal amenaza que pesa sobre él es la deforestación, perpetrada por corporaciones multinacionales para la monocultura de la palma de aceite muy particularmente. El último refugio del orangután es diezmado, hectárea tras hectárea, a un ritmo de trescientos estadios de fútbol cada hora, con el único objetivo de instalar plantaciones industriales de palmas de aceite.

Pero las amenazas hacia los orangutanes no se limitan a eso, son múltiples. Muchos de ellos resultan heridos e incluso muertos en los incendios prendidos para “limpiar el bosque”, con el fin de construir miles de hectáreas de plantaciones de palmas de bajo costo.

De hecho, algunos plantadores que consideran al orangután como un enemigo para las plantaciones no vacilan en atacarlos y torturarlos cruelmente antes de matarlos. Por supuesto, la reducción global de su hábitat no hace más que intensificar la frecuencia de la caza así como la captura de los individuos jóvenes, más frágiles y fáciles de atrapar, y en especial de los cachorros, muy cotizados y buscados para hacer de ellos mascotas con destinación a dueños particulares, tiendas (para su venta o simplemente como gancho comercial atraer a los clientes), o parques de diversiones para turistas.

De cara a todas estas amenazas, acosados, hambrientos, heridos, quemados, mutilados… los orangutanes se ven obligados a huir, pero en condiciones de extremas carencias y hacia hábitats mucho menos favorables para su supervivencia, en los que la subsistencia de ésta última de todas maneras sólo es una cuestión de tiempo.

El resultado de esta falsa fuga es el aumento de la tasa de mortandad en los jóvenes y una natalidad menor en las hembras.

 

¡Actúa hoy mismo, haz la diferencia!

Haz clic para comprometerte a donar — si logramos reunir lo suficiente, transferiremos a los grupos locales el dinero que necesitan para comprar las tierras y crearemos un fondo de respuesta rápida para poner en marcha campañas dirigidas a defender a los animales salvajes de las amenazas que los rodean:

SÍ, ME COMPROMETO CON $49 — suficiente para proteger 148m² de tierra

SÍ, ME COMPROMETO CON $75 — suficiente para proteger 226m² de tierra

SÍ, ME COMPROMETO CON $150 — suficiente para proteger 452m² de tierra

SÍ, ME COMPROMETO CON $188 — suficiente para proteger 566m² de tierra

SÍ, ME COMPROMETO CON $375 — suficiente para proteger 1129m² de tierra

Para comprometerte con un importe diferente, haz clic aquí.

 

En las aguas pantanosas de la Isla de Borneo existe un corredor vital para los orangutanes que conecta sus dos hábitats esenciales y que ahora está a punto de ser destruido. Salvarlo puede suponer la diferencia entre la vida o la muerte para los incontables orangutanes que necesitan árboles y franjas de tierra boscosa. ONG’s conservacionistas y grupos locales han anunciado a bombo y platillo que comprarán y protegerán la tierra, pero para conseguirlo necesitan el dinero necesario para batir a las empresas sedientas de beneficios, listas para desembarcar a lo grande y destruirlo todo.

Los orangutanes son unos de nuestros parientes más inteligentes y simpáticos. Su nombre significa “persona de la selva” en malayo y el 90% del tiempo se dedican a vagar por el bosque y subirse a los árboles (¡los machos pueden llegar a estirar los brazos más de 2 metros!). Hasta para echarse a dormir trepan a nidos hechos de ramas frondosas y utilizan grandes hojas como si fueran paraguas cuando llueve. Con la demanda de aceite de palma por los cielos y la prisa de las empresas por despejar más y más zonas de tierra, no es difícil imaginar por qué sus hogares están siendo derribados en cadena como auténticas piezas de dominó.

Permitir que los orangutanes se extingan significaría mucho más que perder a unas de las criaturas más majestuosas de la naturaleza. Su desaparición cambiaría por completo el ecosistema del bosque tropical en el que habitan ya que, mientras pasean, van comiendo fruta y esparciendo semillas por todas partes, ayudando a mantener el bosque en plena forma.

En Borneo, donde ya se ha destruido el 80% del hábitat de los orangutanes, esta pequeña franja de tierra puede marcar una gran diferencia al conectar dos bosques protegidos que han logrado permanecer intactos. Por eso nuestro plan para salvar a los orangutanes tiene tanto sentido: uniendo estas dos reservas naturales aprovecharemos al máximo cada céntimo recaudado.

 

Fuente:
Orangutanes en Peligro (AVAAZ)
Los orangutanes de Borneo en peligro de extinción (Yahoo noticias)
El orangután de Borneo en peligro por la deforestación (Sistema de Información Ambiental)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *